¿Cómo puede ayudar la crioterapia para tratar un dolor de cabeza crónico?
3 abril, 2019
Crioterapia para la recuperación deportiva
Crioterapia para la recuperación deportiva posterior a un esfuerzo
17 abril, 2019
Show all
Pasos a seguir después de una sesión de crioterapia
Pasos a seguir después de una crioterapia

Los pasos a seguir después de una crioterapia son bastante sencillos, pero obligatorios, si queremos evitar efectos secundarios. La crioterapia general que se aplica en cabinas como las de Cryosense son prácticamente inocuas, sin embargo, si se sigue un tratamiento para una zona muy específica, es recomendable seguir unas instrucciones que eviten quemaduras y otros efectos secundarios en la piel.

Pasos a seguir después de una crioterapia localizada

Cuando el nitrógeno líquido se aplica en una zona muy localizada la piel puede sufrir reacciones que debemos tratar de inmediato. Este tipo de terapia se lleva a cabo por medio de un spray de nitrógeno líquido, aplicado directamente en la zona lesionada. A pesar de que la aplicación dura entre 5 y 20 segundos, la piel se ve sometida a temperaturas extremadamente bajas, que en ocasiones llegan a producir una pequeña molestia sobre la zona.

Una vez finalizado el proceso pueden aparecer zonas con rojeces, hinchazón y ampollas, si el tiempo de exposición ha sido prolongado. La mayoría de los casos se solucionan con un antiséptico tópico, que permite que la piel recupere su estado habitual, además se recomienda cubrir la piel con un apósito durante al menos una semana.

Si se forma una ampolla en la zona tratada con un tratamiento de crioterapia localizado, algo muy común, basta con una crema antiséptica para que la ampolla desparezca. Si se produjese cualquier otro efecto secundario es imprescindible que contactemos con un médico especializado.

Las alternativas a las cremas antisépticas son el alcohol 96º o povidona yodada para tratar la costra. Es obligatorio dejar que la costra se seque y desaparezca por sí misma. Si pasados los días no remite, será aconsejable aplicar una pomada antibiótica.

Exposición al sol tras un tratamiento localizado

Si has llevado a cabo un tratamiento general con una maquina de crioterapia, el efecto del nitrógeno en tu piel será mucho menor que en un caso de crioterapia localizada. En el caso de la exposición al sol, si la superficie de la piel ha sufrido algún tipo de quemadura, es importante no exponerse al sol hasta que no cicatrice por completo. Una vez pasados los primeros días, también debemos utilizar un filtro solar de alta protección para evitar que la piel se exponga a la radiación solar.

Estos son los pasos a seguir después de una crioterapia localizada, si tienes alguna duda, consulta con un especialista capaz de analizar tu caso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *